HACIA EL DESARROLLO SOSTENIBLE


12 Oct
12Oct

Por: Ariel Ruiz

“Cosecharás lo que has sembrado” dice el refrán. Pero la calidad y cantidad de la cosecha no dependen sólo de la semilla. También influyen la tierra, los cuidados al cultivo y otros factores naturales, entre ellos el clima. Lo que cosechamos ahora fue plantado en el pasado y lo que segarán nuestros hijos es lo que estamos sembrando.

Hoy científicos, técnicos y una parte de la población mundial informada y consciente nos preocupamos por el futuro de la humanidad y de su casa, la Tierra. Nos preocupamos por lo que estamos sembrando para el futuro, para nuestros descendientes. Sin embargo casi novecientos millones de personas, en condiciones de pobreza extrema, no se pueden permitir esa preocupación, lo único que les interesa es saber qué comerán el día presente1.

Según John Blewitt2 el concepto de desarrollo sostenible es el resultado de un proceso cuyo inicio se puede trazar al siglo 19, cuando en Gran Bretaña, Francia y Alemania se despertó la preocupación por el uso desmedido de la madera para diversos fines, dando lugar a la deforestación y por tanto a degradación del territorio y a la escasez del recurso madera local en el futuro.

Algunos especialistas concuerdan con que el final de la segunda guerra mundial, en 1945, constituyó un manantial para la evolución de la teoría del desarrollo, al darse cuenta de que “el desarrollo es un derecho de todas las personas”3. Así, se crearon y evolucionaron, entre otros, los conceptos de desarrollo, medio ambiente, sostenibilidad y bienestar social.

Gran parte de la preocupación y de los esfuerzos para sembrar un futuro con mayor equidad de oportunidades y de disponibilidad de recursos para la vida en cantidades y con calidad adecuada, sin pobreza y con cuidado y preservación del entorno ambiental, convergió en la conceptualización de desarrollo sostenible, aunque todavía no con este nombre.

Así, en 1972 en Estocolmo se creó el término ecodesarrollo durante la Primera Conferencia Internacional de las Naciones Unidas sobre Ambiente Humano3 y en 1980 la IUCN, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, publicó su Estrategia de Conservación Mundial, en la cual presentó para conocimiento público el término, tal vez no tan nuevo, de desarrollo sostenible2.

En 1987, como resultado de un estudio especializado de varios años, la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo (WCED) publicó Nuestro futuro común, más conocido como Reporte Brundtland, en el cual se presentó la conceptualización de desarrollo sostenible que es ampliamente aceptada y que permite interpretaciones diversas, bajo el paradigma de tres objetivos primarios: reducción de la pobreza, sostenibilidad y participación2.

El despliegue posterior de objetivos, estrategias, lineamientos internacionales, trabajos académicos y aplicación en el campo, sobre desarrollo sostenible, ha sido creciente y no ha estado exento de controversias. Es uno de los temas mundiales que se han alimentado de la globalización, que se han transformado con ella y que también están dirigiendo y modelando muchas de las políticas y actividades económicas, poblacionales, ambientales y territoriales del mundo. Tan es así que está en ejecución el programa Desarrollo Sostenible en el Siglo 21 o Programa 21 4 una de cuyas actividades destacadas fue Rio+20, Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, que tuvo lugar en Río de Janeiro, Brasil veinte años después de la histórica Cumbre de la Tierra en Río en 1992.

 Como una continuación de los logros y avances respecto a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, “en la Cumbre para el Desarrollo Sostenible, que se llevó a cabo en septiembre de 2015, los Estados Miembros de la ONU aprobaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que incluye un conjunto de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático”5.

Bibliografía.

1. Banco Mundial. (2015). Pobreza: Panorama general. Recuperado 11 de enero de 2016, a partir de http://www.bancomundial.org/es/topic/poverty/overview

2. John Blewitt. (2015). Understanding Sustainable Development (2a.). New York: Routledge.

3. Sangeeta Singh. (2014). Sustainable Development: An Earnest Hope. En Environment and sustainable development (1a.). New Delhi, India: Springer.

4. UN Department of Economic Affairs. (2012). Sustainable Development in the 21st century (SD21) .:. Sustainable Development Knowledge Platform. Recuperado 13 de enero de 2016, a partir de https://sustainabledevelopment.un.org/resources/sd21

5. PNUD. (2015). Agenda 2030 para el desarrollo sostenible | UNDP. Recuperado 13 de enero de 2016, a partir de http://www.undp.org/content/undp/es/home/sdgoverview/post-2015-development-agenda.html

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.